El café ecológico o también denominado café orgánico y bio, es aquel que se cultiva con unas condiciones mínimas que garantizan el respeto al medio ambiente.

Cuando hablamos de un café ecológico nos referimos aquel que se cultiva de forma natural, sin añadir ningún componente químico ni pesticidas. El café ecológico no solo debe cumplir estos requisitos, sino que toda su producción es respetuosa con el medio ambiente. Podemos decir, que todo el procedimiento del café se hace de forma sostenible tanto las zonas de producción como en el resto del procesamiento del café.

En definitiva, se trata de un tipo de producción más limitada y selecta, sometida a muchos controles y que debe estar certificada por la autoridad competente.

Pero cuando compramos café ecológico, ¿cómo sabemos que es cierto?

Para asegurarnos de que el café que estamos consumiendo es café ecológico debe de cumplir con la trazabilidad del producto y llevar el sello de la entidad certificadora. Esta certificación nos asegura que el café ha sido producido de forma sostenible y ecológica. Estos dos argumentos, simbolizan una garantía de calidad, son un valor añadido y la principal certeza para saber que el café cumple los criterios de producción ecológica.

café ecológico u orgánico

Café ecológico de Café Silvestre

¿Qué beneficios tiene el café ecológico?

El café ecológico se constituye como una ventaja diferencial frente al café que se consume en los bares y restaurantes más comunes. Los consumidores cada vez más se preocupan por los componentes de los alimentos y bebidas que consumen. A continuación, te contamos las principales razones por las que apostar por el café ecológico.

  1. Por su calidad.

Se trata de un café mucho más cuidado y con los procesos de recolección manuales que dan como resultado un producto de alta calidad. Nuestro café ecológico Silvestre Organic está compuesto por varios orígenes 100% arábicas ( Brasil, Honduras, Perú y Guatemala). Esta mezcla da como resultado un café de alta calidad lleno de matices, acidez media y un sabor altamente reconocible.

2. Porque es bueno para la salud. 

El resultado final es un producto ecológico mucho más saludable que los cafés comerciales.