Cafeína y teína, ¿son lo mismo? Conoce sus propiedades y beneficios

Muchos de nosotros llevamos toda la vida pensando que la cafeína y la teína son algo diferente, pues bien, todo este tiempo hemos estado equivocados. Quizás la desinformación nos ha hecho pensar que no eran lo mismo sólo por el hecho de que su nombre es diferente pero lo cierto es que son la misma molécula.

Es decir, la molécula que contiene el café que llamamos cafeína es la misma que está en el té y que llamamos teína.

La respuesta es no pero si que existen dos salvedades.

La primera es la cantidad. Es decir, en el café hay mayor cantidad de cafeína que en el té. En ocasiones dependiendo del té, podemos encontrar más o menos teína pero nunca llega a ser tanto como en el café.

La segunda es la duración del efecto. Ambas bebidas son estimulantes pero en dosis diferentes.

El café, contiene la proporción de cafeína más concentrada, por ello cuando tomamos una café rápidamente sentimos energía rápidamente aunque su efecto se pasa rápido, en cambio en el té, al tener menor cantidad de cafeína concentrada, el efecto es menor pero más duradero en el tiempo.

Entonces, ¿por qué diferenciamos entre teína y cafeína?

La principal diferenciación entre teína y cafeína es que, como todas las moléculas, la cafeína interactúa con las demás moléculas con las que se encuentra. Mientras que el té, contiene polifenoles, que frenan la acción de la teína, de forma que sue efecto final es mucho más lento y menos intenso pero más duradero que en el caso del café.

Es por eso que la teína y cafeína se entienden como sustancias diferentes, ya que sus efectos pueden ser diferentes en función de dónde la encontramos, pero eso sí, teniendo en cuenta que es la misma sustancia y que, por lo tanto, aisladas en las mismas cantidades producirán los mismos efectos.

Cafeína y teína


¿Existen diferencias entre el café y el té?